username o email
password

Ti piace Aphorism?
Segnalaci su Google

Inserisci la tua e-mail per ricevere gli aggiornamenti

Poesie di Claudio Valerio Gaetani

Visita la scheda completa e tutti gli altri testi di Claudio Valerio Gaetani

  • 28 gennaio 2015 alle ore 7:12
    Addio Pino

    Aggio capito ra tempo
    che a' morte accusí é...
    Ingràt ca' arrivà sempe
    a cobràr o' contò
    L'aggio saputo sempe,
    tantu ca' nun me sorprènd,
    Ma oggì, teng o' core griggiò
    perchè l a mortè a portàt
    o' contò ad na' partè
    ro' mie core
    Napule oggi sta e' luttò,
    nun ci song piú e' colorì,
    o' cielò grigiò ra tristezzà.
    Oggi aie perzo nu' altrò figlie
    ca' te ha amatò.
    C verimm Pinuzzò,
    salutàc a Massimìn
    ca' sàrá felicè
    e' cantàr cu te
    a' 'ncoppa o' cielò.

  • 28 gennaio 2015 alle ore 7:11
    Y aun así...

    Y aun así...
    No es mentira,
    mas largos
    son tus silencios,
    mas profundo
    es el deseo
    de compartir
    tu mirada,
    uno, si,
    tan solo uno...
    de segundos...
    sin decir nada,
    solo eso,
    buscar respuestas
    en ella...
    que si llegan...
    dejen paz
    o turben,
    no importa..
    Basta que algo dejen...

  • 28 gennaio 2015 alle ore 7:09
    Ya no sé qué es amar...

    Ya no sé qué es amar...
    Cada instante descubro
    en mí de no saberlo.
    Hoy descubrí espacios
    escondidos en el fondo
    de mi sueños, y los soñé;
    hoy, dije, te amo, así
    simplemente, te amo,
    si decir una palabra.
    Hoy comprendí que
    mis nostalgias aún
    son profundas...
    Hoy encontré a mi
    mismo tejiendo versos.
    Acoplando notas
    vacías de ensueños
    que no existen...
    Hoy, descubrí
    otro arcano...
    Le dí vuelta
    al mayor de ellos,
    lo encontré cupo,
    triste, distraído...
    Hoy, no me dijo nada...
    ignoraba que yo existiera...
    Hoy se fue como el ayer
    y dije...
    Con palabras tenues
    mis versos mas tristes...
    Y aun así...
    hoy...
    se fue corriendo,
    dejando en mis manos
    texturas extrañas...
    Como aquellas
    que nunca he sentido...
    Hoy, ya no tiene sentido,
    no existe, no cambia...
    Hoy no es mas hoy,
    es ayer...
    perdido en nostalgias..

  • 03 gennaio 2015 alle ore 13:02
    ACCUNSULATO'...

    In tanti mi perdoneranno,
    ma m'aggio fatto n'arrabbiata,
    ma n'arrabiata...
    che chiu che arrabiata...
    pareva na chjùrma e creditori
    che da sei mesi no e pavav',
    mma cche dicco, creditori?
    Peggio... suocere incacchiate
    di femmene tradite...
    nu Vesuvio... n'eccatombe!
    Nun avivo e penn'
    c'eran solo i rigatonn',
    ma cche' ce ne fotte!
    L'aggio messo l'uóglio e trapitto
    l'aglio picirill' al punto giusto,
    nu pocc' e pinnerollo
    per darle il suo colore,
    n'atto e creasielli,
    nu squagliett' e due pipilli,
    per farlo bello forte.
    Aggio scuolatt' a pasta al punto
    che mi piace.. bene al dente...
    E nel mentre...
    ho mess' a fuorn' due sardelle
    ripiene d'aglio, tozza grattat'
    e petrusinu fin' fin',
    n'amminuculu e sale,
    diéce minuti e fuoco',
    e cca maronn' ci'accompagn'.
    Nu litro e vino bbuono,
    due coppe, 'nna per me
    n'atta per gli assenti,
    nu tozz e pane 'e casa,
    a me piace la scarpett'.
    Na' cannèla bella accesa
    per farmi compagnia.
    Ho mangiatt'
    co' cocchiàro
    tanto cchi mi vede?
    Ma, e' lo dicco per davvero
    m'aggio accunsulato'.

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:31
    Y existes...

    Y escribe en mí el tiempo,
    y yo, ya no sé si amarte sin espacio o
    describir el etéreo o el concreto,
    yo, ya no sé si existe en otro tiempo
    algo que asemeje ad un momento,
    aquel que se esconde en mi, sombra vacua que no posee nombre...
    Digo tu nombre y no te nombro,
    te asemejas a un sueño del cual no se si despertar...
    Y existes, porque siento en mi piel el sabor de tu piel...
    Y existes, porque no tendría razón la vida de otro modo...
    Y existes, porque tu voz resuena en mi cada día...
    Y existes...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:29
    Y es así que la auscencia

    Y es así que la auscencia
    se vuelve indiferencia,
    no me gusta pero es así,
    tan lejos estas de mi
    que inicio a no distinguir
    lo que por ti pude sentir,
    vacío, inerte y triste
    el juego que jugaste,
    sin darte cuenta en mi
    se acabó el amor por ti.

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:26
    Cofieso que he vivído

    Confieso que he vivido
    según me fue saliendo.
    Según me surgió,
    según me lo fue pidiendo
    el corazón, la luna y los aguaceros.
    Confieso que siempre intenté
    mantener en pie todo aquello
    en lo que sigo creyendo,
    que a veces lo conseguí
    y que en otros ratos
    esgrimí banderas
    que me distorsionaban
    por completo.
    Confieso que amé
    y que fui amado,
    que canté y fui cantado,
    que soñé y fui soñado.
    Confieso que pasé
    largas veladas
    a la deriva de mi mismo.
    Que encallé en los lodazales
    oscuros de la inexperiencia.
    Que planté banderas
    y árboles frutales
    en arenas movedizas.
    Que fallé, que caí, que mentí,
    que lloré, que sin quererlo
    o sin saber que lo quería
    hice daño,
    que me equivoqué
    con uñas afiladas unas veces
    y con la zarpa almohadonada, otras...
    Confieso que busqué, busqué, busqué...
    confieso que nunca perdí la fe,
    y aunque alguna vez deambulé
    desorientado nunca me rendí
    hasta encontrar la ruta
    hacia el dorado.
    Confieso que busqué, busqué, busqué...
    confieso que interpreté
    con tal fiereza mi lucha
    que al final acabé encontrando...
    Confieso que concurrí
    con la alegría...
    confieso que he vivido...
    confieso que por ello
    y por como me dejaron
    vivir estaré siempre
    en deuda con los dioses,
    con el mundo y con el ser humano...
    Confieso que he vivido...
    confieso que soy consciente del regalo.

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:20
    pensandote

    Estoy sentado en silencio,
    pensandote a gritos...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:19
    Y aún así

    Y aún así... Te pienso...
    Y aún así... Te extraño...
    Y aún así, en mi mente disturba el pensamiento, etéreo, vacío, no preciso, por nada inocuo...
    Y aún así... Llenas un espacio echo de nostalgias largas, de largas esperas sin esperanza, de largos sueños repartidos en un tiempo que no tiene tiempo y que no existe, aunque si es historia...
    Y aún así... Mis labios murmuran tu nombre, indeleble en mis palabras...
    Y aún así, mis noches se llenan de sueños sin sueños recordando aquello que nunca fuiste...
    Y aún así, mi respiración se ahoga en los pulmones, cancerosos de tu aroma...
    Y aún así mis ciegos ojos ven los tuyos en cada asbit de luz que se refleja en mis pupilas...
    Y aún así... Te pienso y siento de no pensarte...
    Y aún así...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:17
    Y dices

    Y dices...
    ¿Me extrañas?
    Y digo...
    ...demasiado...
    Y sonríes, jugando al escondite con mis sueños...
    me ves... Y ahora no dices nada...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:16
    No supe amarte

    No supe amarte
    o supe amarte...
    intrínseca, complicada...
    arrullo de olas
    en la mar y sueño,
    cadente como pléyade
    in un firmamento mudo,
    silente en medio
    al desgarrador
    grito de la ausencia...
    no supe amarte
    o supe amarte...
    no existe duda ni rencor...
    existen sombras
    de recuerdo en flor...
    te esperaba
    y a tu llegada
    ya no estaba esperándote...
    Demoraste tanto amor
    que mi espacio
    no ocupaba ya
    ni el vaho de mi ausencia...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:15
    El problema

    El problema está en el hecho de que me doy profundamente a todo, a la amistad, al trabajo, al amor, a la fidelidad, al afecto, por fin hasta a las películas y al sexo, tanto darme, me deja siempre un gran vacío...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:13
    El sueño

    Y el sueño se apodera de mi,
    no me deja, y el dolor existe,
    no me deja, todo está aquí,
    dentro, en el profundo abismo
    de mi mente ... No me deja,
    ya no existe llanto, los ojos secos,
    ya no existe...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:12
    Recibir un beso

    Hoy, vi de nuevo
    esta vieja amiga...
    Le tome la mano,
    danzamos juntos
    por algunas horas,
    al final del día inclino
    su capo y me entrego un beso...
    Estaba exhausta...
    y yo también...
    de bailar con ella
    la danza del final,
    dolió, cansó...
    pataleamos juntos,
    nuestros cuerpos
    se unieron en una danza loca,
    nos amamos,
    el sudor bañó mi cuerpo,
    mis ojos salían de sus órbitas,
    mis piernas cansadas,
    el torso formaba arcos,
    mis manos rígidas...
    aferrando las sábanas
    del lecho mojado...
    por los jugos de mi cuerpo,
    el calor, el éxtasis,
    el perder el sentido del tiempo,
    sudar hasta mojar la cama,
    los músculos tensos...
    y la mirada pérdida
    entre una apnea y la otra...
    danzar con ésta hembra...
    la última para todos...
    y recibir su beso...
    no es algo bello...
    Pero te recuerda...
    que ella, la muerte...
    siempre está presente.

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:10
    Tengo hambre de ti

    Tengo hambre de ti,
    hambre de tu carne,
    hambre de tus ojos,
    hambre de la esencia
    de tus pechos colmos...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:05
    Tu sabes

    Tu sabes, que cada instante
    que cada instante que pasa
    me dueles, exhalas mi ser
    hacia el vacío, hacia la nada.
    Tu sabes cuanto eres mía
    cuanto yo soy tuyo, y sabes...
    Que a cada paso el dolor será
    siempre más profundo...
    Si, el dolor tuyo y aquél dolor mío...
    Tu sabes...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 10:04
    Si te invito a una copa...

    Si te invito a una copa...
    La seducción no existe
    cuando el sutil espacio
    que entre nos fue el inicio,
    como un viento agreste
    derribó aquel vacío
    de mi invierno triste...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 9:59
    Ci vuole coraggio

    Ci vuole coraggio per dirlo:
    Tra parentesi: (non sono stato io a dirlo).
    Si deve dire tra virgolette: “Chi lo dissi?”
    A forza d’ingoiarci le parole abbiamo tanta nausea.
    Un giorno, domani, chissà dopo,
    leggerai questi versi.
    Un giorno, chissà domani,
    non riconoscerò il tuo volto.
    A forza d’ingoiarmi le parole ho tanta nausea.
    Un giorno, chissà dopo,
    leggerai i miei versi.
    Ieri, ti portai nei miei sogni,
    oggi, ti ricordo perché non esisti.
    Un giorno, forse dopo,
    leggerai i miei versi.
    Ieri, ti trovai nei miei sogni,
    e ricordai il tuo nome.
    Indelebile, eterno...
    Un giorno, chissà dopo,
    incontrerai i miei versi.
    Non sono un uomo e sono un uomo,
    un uomo, solo,
    con la sua nausea,
    con il suo dolore
    e la sola vergogna
    di essere un uomo
    con l’amarezza di quattro decimi di secolo.
    Io non sono un uomo...
    Un giorno, chissà dopo,
    incontrerai i miei versi.
    Prima, l’amarezza parlava
    dalle bocche centenarie.
    Oggi, l’amarezza parla
    dalla mia bocca di otto lustri.
    Un giorno, chissà dopo,
    incontrerò i tuoi occhi.
    Ieri, gli incontrai nei miei sogni.
    Ieri, scopri il tuo nome nei miei sogni.
    Un giorno, forse dopo,
    scriverai il mio tra i tuoi sogni.
    Quello che più mi da fastidio,
    è questa nausea,
    questo cancro nei miei quattro decimi di secolo.
    Sono l’uomo dell’astio
    e della miseria dell’atomo benedetto.
    E non sono un uomo
    Non sono un uomo e sono un uomo,
    un uomo, solo,
    con la sua nausea, con il suo dolore
    e la sola vergogna di essere un uomo
    con l’amarezza di quattro decimi di secolo.
    Ieri, mi azzardai a dirlo,
    azzardai a sognarlo.
    E oggi, sognai il tuo volto,
    trovai il tuo nome,
    le cinque lettere del tuo nome,
    si disegnarono nella mia mente.
    Esisti?
    A mala pena tra sonno e veglia
    si muovono le mie labbra impietrite.
    Chi sei?
    Sono qui cercando me stesso,
    raschiando le porte del mio petto,
    sono qui per sapere se ancora vivo,
    vergognandomi di non saper morire.
    Ieri, ti vidi nei miei sogni,
    e scopri il tuo nome,
    Un giorno, domani, chissà dopo,
    incontrerò i tuoi occhi.
    Ci sarai?
    Mi vergogno di non saper morire,
    per ritornare al sogno.
    Un giorno, domani, chissà dopo,
    morirò in un letto,
    soltanto per incontrare il tuo volto...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 9:56
    Lo que quisieras que existiera

    A veces las palabras,
    son solamente eso,
    palabras,
    semejantes entre ellas,
    amigas o enemigas,
    juntas en un solo verso inútil
    y sin sentido,
    a veces las palabras
    no dicen nada
    pero expresan todo
    lo que no existe,
    o quizás,
    todo lo que quisieras
    que existiera...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 9:53
    Poetas muertos

    Y el silencio se vuelve dolor,
    porque al final de cuentas,
    es verdad, no te conozco,
    pero te siento y te veo
    y aún pienso y deseo,
    pero ésta soledad
    se vuelve vacua espera de ti,
    ya no sé que decir,
    ya no sé que sentir,
    ya no sé si no eres
    nada mas que un momento
    o una ilusión óptica,
    una broma de mis sentidos
    que te observan,
    y yo,
    no he sentido el aroma de tu piel,
    y no sé si jamas lo sentiré...
    pero el silencio duele,
    lo sé, nada importa,
    quizás solo sea otro
    de los tantos poetas muertos
    a los cuales podemos olvidar...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 9:50
    Tú, me debes los sentidos...

    Y si mi mano no existiera...
    No habría sido capaz de llegar a tu mano,
    no habría sido capaz de sentir el roce,
    leve de tu piel, cándida, etérea,
    el silencio es un dolor, profundo y vano,
    el silencio es un grito,
    profundo, callado,
    el silencio embarga cada espacio,
    el silencio es...
    mas allá de lo que tú eres...
    Siento el vacío,
    y algo me dice que así debe ser...
    Tu, me debes el vacío...
    Tú, me debes los sentidos...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 9:49
    A veces

    A veces la vida,
    se llena sin que nos
    demos cuenta,
    se llena a un punto tal
    que no hay ni siquiera
    un espacio vacío donde
    poner una nueva foto
    sin tener, antes,
    que botar una vieja.

  • 21 dicembre 2014 alle ore 9:47
    Y no lo sabía

    Hoy, pensé a ti,
    pensé a la linea sutil que está
    en la comisura de tus labios,
    y no logré no pensarte,
    pensé, estúpidamente a ti,
    sentada en el sofá,
    vaporosa, bella,
    extraordinariamente mía,
    y así lejana,
    los pies ligeramente hacia dentro
    come una niña traviesa,
    hembra, dulce...
    No te entiendo,
    tus ojos que me gritan de amarme,
    no de quererme, de amarme...
    y no te entendía...
    me atraviesa el pecho tu recuerdo,
    era una larga apnea el mirarte
    y no verte,
    ignorarte para no gritarte mi amor,
    mi deseo de ti,
    mi deseo de sentir aún
    el aroma de tu piel,
    de ver siempre la sonrisa
    en tus ojos
    y de sentir tu voz
    que irrumpe como cantando
    y gritando a la vez,
    sin tono y con todos los tonos
    al mismo tiempo,
    parecería que siempre estas
    feliz cuando hablas..
    como cantando...
    Y no lo sabía,
    te vi,
    y no lo sabía...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 9:46
    De repente

    Hoy, tocaste a mi puerta
    de repente,
    hoy escuché tu voz,
    aquella alegre, tintinaste,
    hoy sentí la apnea,
    sofocante,
    simple, inebriante...
    Hoy busqué en mi
    las palabras...
    No las dije yo...
    las dijiste tu...
    Hoy te pedí de nuevo
    de llenar mi espacio...
    Y tu, respondiste
    solamente...
    Lo pensaré...
    como siempre
    lo has pensado...
    Hoy me sentí mas viejo,
    mas amargo...
    menos loco,
    como en letargo...
    Y aún así,
    lo piensas...
    Y siempre eres tu
    lo piensas...
    y yo allí estoy...
    lo piensas...
    y yo...

  • 21 dicembre 2014 alle ore 9:44
    Paradojas...

    Paradojas...
    Hoy estoy vivo
    y nadie está a mi lado
    ni me abraza,
    pero si mañana mero,
    tantos me acompañarán
    y no querrán soltarme...
    Hoy, nadie me regala una rosa,
    una palabra dulce,
    una sonrisa,
    un "hasta pronto",
    un "te extraño",
    pero si muero,
    me regalarán ramos,
    dirán cosas dulces sobre mi,
    me extrañarán...
    Hoy, nadie me toma en cuenta,
    pocos me siguen,
    pero si muero,
    al menos por un día seré
    el más popular
    entre mis redes sociales,
    me dirán
    "Te quiero",
    "Te extraño",
    "Como vivir sin ti"...
    Hoy, estoy vivo
    y tantos me hacen llorar
    y si mañana muero,
    tantos llorarán por mi...
    Hoy, vivo como si fuera
    el el último día,
    y si muero...
    Habrá sido un lindo día...